Licencia de uso y reprodución

El contenido de las biografías publicadas en este Diccionario Biográfico de la Guadalajara contemporánea es propiedad de sus autores, cuyo nombre aparece al pie de cada texto.
Los textos y las imágenes que los acompañan se publican en el blog bajo licencia Creative Commons, que autoriza a copiar y distribuir su contenido, con o sin modificaciones, para uso público o privado, siempre que no se use para fines comerciales y que se cite a los autores y la fuente de procedencia.
Archivo:CC-BY-NC-SA.png

domingo, 22 de diciembre de 2013

LIGORIO RUIZ MORENO

RUIZ MORENO, Ligorio
[Guadalajara, 1864 / ]

Ligorio Ruiz nació en la ciudad de Guadalajara en 1864; era hijo de Crispina Moreno, que falleció el 8 de abril de 1907. Tuvo al menos un hermano, Ramón, que fue redactor del diario carlista madrileño El Correo Español. Contrajo matrimonio con Matilde Díaz Pascual, que falleció el 23 de mayo de 1907 y con la que no tuvo hijos.
Se instruyó en el oficio de tipógrafo en la Imprenta Provincial, donde, siendo muy joven, entró como aprendiz y donde se vinculó al núcleo marxista alcarreño. Así que cuando en 1882 los tipógrafos arriacenses constituyeron la sección local de la Federación Tipográfica, germen de lo que sería seis años después la UGT, Ligorio Ruiz fue elegido primer Secretario de su Junta Directiva junto a Tomás Gómez, que ocupaba la presidencia, y a Julián Fernández Alonso, que era el tesorero.
Permaneció en ese establecimiento tipográfico hasta que en 1899 la Diputación Provincial decidió restringir la actividad de su taller de artes gráficas para favorecer la iniciativa empresarial privada; Ligorio Ruiz abandonó entonces su empleo en la Imprenta de la corporación provincial y el 2 de agosto de ese mismo año abrió una tienda de papelería y objetos de escritorio en el número 11 de la Calle Mayor Alta llamada El Diamante, que también se ofrecía como agencia de suscripciones para publicaciones periódicas.
Convertido en empresario, y olvidando su dura etapa de aprendiz en la Imprenta Provincial, en 1903 solicitó al municipio alcarreño, con su amigo y antiguo correligionario Enrique Burgos Boldova, que se regulase la venta de confeti en fiestas y Carnavales, pues algunos niños para ganarse el sustento recogían el caído en el suelo y lo revendían. A cambio, no tenía inconveniente en participar en la suscripción local en favor de los Batallones Infantiles, una iniciativa muy criticada desde sectores progresistas y desde ámbitos pedagógicos.
Sin embargo, no tuvo mucho éxito en los negocios y se vio obligado emprender distintas actividades comerciales; por ejemplo, entre 1895 y 1902 fue administrador del patrimonio del conde de Ribera. Finalmente, no tuvo más remedio que cerrar su establecimiento y entró a trabajar como empleado en la Administración de Impuestos y Arbitrios del Ayuntamiento de Guadalajara; en julio de 1915 fue nombrado auxiliar y en marzo de 1920 ascendió a Inspector segundo de arbitrios municipales.
Aunque durante varios años permaneció en las filas socialistas, sin embargo, y como la mayoría de sus compañeros de primera hora, abandonó el PSOE y evolucionó hacia posiciones políticas y sociales más conservadoras. Se incorporó a la primera comisión gestora de la Federación de Gremios, establecida el 2 de abril de 1900 por iniciativa de Manuel de Vega Lanseros para sumarse a las iniciativas regeneracionistas de la Unión Nacional de Joaquín Costa, Santiago Alba y Basilio Paraíso.
Durante sus años como empresario, también formó parte de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Guadalajara en 1910 e igualmente perteneció a la Junta Directiva del Casino de Guadalajara, las dos instituciones más significativas de la burguesía arriacense.
JUAN PABLO CALERO DELSO

No hay comentarios:

Publicar un comentario